Sugerencias
Noticias [ mostrar todas ]

Los datos que arrojó la Declaración de Existencias Ganaderas de Dicose de este año, cuyos primeros resultados se dieron a conocer en el cierre de la Expo Prado por el ministro de Ganadería, Enzo Benech, dejaron varias conclusiones.

Las sintetizamos en estas diez consideraciones:

El stock vacuno se situó en 11.732.201 cabezas, unas 400 mil menos que en el ejercicio anterior. Fue la segunda baja consecutiva.
Según datos divulgados por el MGAP, el 60% de las declaraciones juradas de los productores correspondientes al cierre del ejercicio ganadero al 30 de junio se hizo por vía electrónica y el resto usando el formulario papel.

El 86% de esa baja corresponde a novillos. La cantidad de animales en esa categoría es la más baja desde que se tienen registros (1974), situándose en 1,99 millones, unas 348.587 menos que en 2017.

Los novillos de 1 a 2 años pasaron de 987.300 en 2017 a 846.800 este año, una caída del 14% y los novillos de más de dos años bajaron de 1,356 millones a 1,148 millones en la comparación interanual (-15%).

La elevada tasa de extracción -consecuencia de una faena sostenida en niveles elevados y una exportación en pie récord durante el ejercicio 2017/2018- y una tasa de procreo de 58%, dos puntos porcentuales por debajo del promedio de los últimos cinco años, es lo que generó una disminución del rodeo vacuno.
El rodeo vacuno es cada vez más criador, fundamentalmente por la caída de los novillos, ya que el stock de vacas se sostiene. El stock de vacas de cría en 2017 -que fue récord en 4,29 millones de cabezas- bajó a 4,27 millones al 30 de junio de 2018.

La producción de terneros fue de 2,762 millones, un aumento de 61.000 cabezas respecto al año pasado. La tasa de destete fue de solo 64,4%, unas pocas décimas por encima de los dos años anteriores.

La cría tiene que dar un salto para que la exportación en pie y la actividad de la industria frigorífica convivan. El próximo dato de stock, el del 2019, seguramente esté signado por la sequía del verano, y los terneros serán los de las pariciones de este año. Por lo que se puede esperar una nueva caída en el stock vacuno en el 2019, lo que remarca la importancia del próximo entore que va a permitir recién a partir de 2020 una probable recuperación.

Luego de una moderada recuperación en 2017, el stock ovino retomó la tendencia decreciente este año. El MGAP informó que al 30 de junio había en el país 6,334 millones de ovinos, 227 mil menos que en la medición del año anterior (-3,5%) y un mínimo desde que se llevan registros.

En el ejercicio nacieron 268.091 corderos y hay 3.427.768 ovejas. El stock tiene 749.133 corderas y 392.504 borregas. La mortandad en ovinos alcanzó 375.382 cabezas y el consumo predial llegó a 457.562 cabezas.

En base a datos de Blasina y Asoc., Tardáguila Agromercados y El País.

+ Ver más noticias