Noticias [ mostrar todas ]

Quieren cajas negras “a la uruguaya” para sus frigoríficos

Dentro de los cambios y transformaciones que está proponiendo la Administración Macri en su país, una de las metas más salientes en la cadena ganadera es lograr una mayor transparencia y un mejor ordenamiento en todos los eslabones de la misma.

Así, en los primeros días de marzo, autoridades del Ministerio de Agroindustria se reunieron con los representantes de la cadena para diagramar la Agenda Ganadera 2025. Para ello y en el marco la Mesa Nacional de Ganados y Carnes, el ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, junto al secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Ricardo Negri, y al subsecretario de Ganadería, Rodrigo Troncoso, dialogaron con referentes de los sectores públicos y privados para plantear y definir propuestas de trabajo, en base a una Agenda Ganadera 2025.

Las autoridades subrayaron cuatro ejes sobre los que se está trabajando el gobierno: simplificación de trámites; sistematización de la información para la transparencia; financiamiento, a través de diferentes líneas vigentes para el sector, y mejoramiento del sistema productivo, que permita reducir la brecha tecnológica.

A su vez, el presidente de Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), Jorge Dillon, volvió el foco hacia el primero de los ejes y refirió a la importancia de seguir estimulando la autogestión de los documentos de tránsito electrónico (DTe), a partir de la plataforma ideada desde Senasa para agilizar los trámites, como una responsabilidad de todos los sectores de la cadena.

En torno a la transparencia, el subsecretario de Control Comercial Agropecuario, Marcelo Rossi recalcó: "no puede haber planta que no esté bajo registro. Estamos dando plazos de 90 a 120 días para que puedan regularizarse". Según Rossi se están cumpliendo todos los pasos para que la fiscalización sea un sistema sostenible en el tiempo y se trabaja prioritariamente sobre esto con todos los sectores, como Afip, Senasa, Cámaras y provincias, a través de las legislaciones provinciales.

DATOS CONFIABLES

En el encuentro, del que tomaron parte representantes de los productores, de la industria abastecedora y exportadora, de los feed lots, de los consignatarios y de los trabajadores de la industria, se reiteró que en las próximas semanas las autoridades del Ministerio de Agroindustria estarán implementando un sistema de trazabilidad de datos de faena –denominado “cajas negras”– por medio del cual será posible transparentar la operatoria comercial del sector cárnico.

El subsecretario Rossi explicó que el objetivo es el de implementar un sistema instrumentado diez años atrás por Uruguay, por medio del cual el Instituto Nacional de Carnes (Inac) puede recabar datos en tiempo real para elaborar informes semanales sobre precios promedio de la hacienda –tanto en pie como en gancho– con rangos de valores según volumen comercializado, además de la cantidad de cabezas faenadas por cada frigorífico junto con el rinde promedio registrado en cada uno de los mismos (lo que permite verificar cuáles son las industrias que aplican un desgrasado de la media res más agresivo).
Tal como sucede en Uruguay, el sistema de cajas negras en la Argentina será obligatorio para todas las plantas de faena (sin importar cuán escaso sea el volumen que tengan de faena), de manera tal que los datos –que se enviarán en tiempo real a los servidores de Agroindustria– provendrán del 100% de las industrias frigoríficas bovinas.

La transparentización estadística de los datos del sector cárnico viene de la mano del plan antievasión que comenzó a instrumentarse el pasado 1 de marzo, en el marco del cual toda venta de hacienda o de carne bovina o bubalina en consignación debe realizarse solicitando un comprobante digital ante el sitio de la Afip (la DGI argentina).

Según el portal Valor Soja, el sistema de gestión de datos del mercado de ganados y carnes fue desarmado –irónicamente– diez años atrás cuando el régimen kirchnerista intervino la entonces Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuaria (Oncca) con el propósito de transformarlas en una usina de negocios espurios.

El próximo paso de la Subsecretaría de Control Comercial Agropecuario para regularizar la informalidad presente en el mercado cárnico será implementar, en coordinación con la Afip, medidas orientadas a evitar la subfacturación en carnicerías (muchas de las cuales están inscriptas en el régimen del monotributo).

+ Ver más noticias